Las advertencias

Escribe en los espacios en blanco las palabras adecuadas.

   agua      arrodilló      aviso      buscarte      espejo      hogar      hombre      muerte      persona      promesa      refrescarse   

Un día, un joven se a orillas de un río. Metió los brazos en el agua para el rostro y allí, en el agua, vio de repente la imagen de la . Se levantó muy asustado y preguntó:
-Pero... ¿qué quieres? ¡Soy joven! ¿Por qué vienes a buscarme sin previo ?
-No vengo a buscarte -contestó la voz de la muerte-. Tranquilízate y vuelve a tu , porque estoy esperando a otra . No vendré a buscarte sin prevenirte, te lo prometo.
El joven entró en su casa muy contento. Se hizo , se casó, tuvo hijos, siguió el curso de su tranquila vida. Un día de verano, encontrándose junto al mismo río, volvió a detenerse para refrescarse. Y volvió a ver el rostro de la muerte. La saludó y quiso levantarse. Pero una fuerza lo mantuvo arrodillado junto al agua. Se asustó y preguntó:
-Pero ¿que quieres?
-Es a ti a quien quiero -contestó la voz de la muerte-. Hoy he venido a .
-¡Me habías prometido que no vendrías a buscarme sin prevenirme antes! ¡No has mantenido tu !
-¡Te he prevenido!
-¿Me has prevenido?
-De mil maneras. Cada vez que te mirabas a un , veías aparecer tus arrugas, tu pelo se volvía blanco. Sentías que te faltaba el aliento y que tus articulaciones se endurecían. ¿Cómo puedes decir que no te he prevenido?
Y se lo llevó hasta el fondo del .