L u c e s  d e  B o h e m i a:  P e r s o n a j e s

 

En Luces de Bohemia aparecen más de cincuenta personajes a los que Valle-Inclán describió de la siguiente manera: 

“Son enanos o patizambos que juegan una tragedia” 

Estos personajes proceden de todas las clases sociales, culturales o morales, pero todos ellos presentan dos rasgos comunes: 

a.      Según Alonso Zamora Vicente todos tienen en común el hecho de “participar en el mismo desfile de gentes sin suerte, sin alientos ni futuro”.

b.     La gran mayoría de estos personajes son presentados por Valle de forma esperpéntica, aplicándoles las técnicas de deformación que hemos visto ya. Sin embargo, unos pocos escapan a la caracterización deformada para adquirir una importante talla humana (la familia de Max, el preso, la madre del niño muerto).

 

1.     Max Estrella.- 

Valle construye a su protagonista dotándole de una gran complejidad, hasta el punto de ser, a veces, contradictorio. Algunas de las características que definen al personaje son: 

a.      Noble grandeza.- Así lo describe en algunas acotaciones (escena I –p. 42-, escena II –p. 50-). Esta grandeza viene apoyada por su ceguera (poeta ciego al igual que Homero), ya que el autor nos lo presenta con la capacidad de “ver” lo que los videntes no pueden ver. 

b.     Comparación con Cristo.- Max Estrella sufre en sus carnes un día de “pasión”, al igual que Cristo: 

Ø     Es sometido durante toda la obra a un constante expolio de sus pertenencias.

Ø     En la escena IX realiza un brindis con Rubén Darío y Latino que puede recordar a la Última Cena.

Ø     En la escena XIII un clavo del ataúd araña su sien como si fuera una corona de espinas. 

c.      Conciencia crítica ante la injusticia social y solidaridad con los humildes y oprimidos (escenas VI y XI). Este es un aspecto muy contradictorio de su personalidad. Podría decirse que se produce una cierta evolución ideológica a lo largo de la obra. 

Ø     Inicialmente solo aparece preocupado por su situación personal (escena II).

Ø     Más adelante formula su mala conciencia por su despreocupación social (escena IV).

Ø     Los encuentros con el preso (escena VI) y con el niño muerto (escena XI) le obligan a darse cuenta de la realidad.

Ø     Pese a esa toma de conciencia, vuelve a mostrar su cara más egoísta al aceptar el dinero del ministro que luego se gastará en champán, a pesar de saber que su mujer e hija pasan hambre. 

d.     Aunque hayamos hablado antes de una cierta evolución ideológica, lo que realmente define al personaje es la contradicción, la desconexión entre lo que piensa y lo que hace:

Ø     Critica la corrupción política, pero acepta una pensión vitalicia de su amigo el ministro.

Ø     Se compadece del dolor de la madre del niño muerto, pero se acaba convirtiendo en verdugo de su mujer y su hija. 

e.      Sistemática degradación en el transcurso de su vida dramatizada: 

Ø     Estafa de Zaratustra.

Ø     Engaño de Latino.

Ø     Encarcelamiento.

Ø     Venta de su dignidad al ministro.

Ø     Robo de la cartera por Latino. 

Incluso después de la muerte, el autor sigue despojándolo de su dignidad:

Ø     Su muerte es confundida con una borrachera (escena XII).

Ø     Después, su muerte es confundida con una catalepsia (escena XIII).

 

2.     Latino de Hispalis.-

 Es el personaje más esperpéntico de toda la obra. Algunos de sus rasgos son: 

a.      Caracterización deformada.

b.     Su condición humana está dominada por la inmoralidad, la adulación, el parasitismo y la estafa.

Según Zamora Vicente, algunos datos biográficos de Alejandro Sawa son usados por Valle para construir este personaje, de manera que constituya la “otra cara de la moneda”.

Latino es la cara oscura de Max, el punto de vista anclado en la realidad mezquina y miserable de la España del momento.

 

3.     El personaje colectivo.-

 El resto de los personajes podríamos tratarlos como un colectivo con el que pretende reflejarnos el panorama social de la España de su época. En ese personaje colectivo podemos hacer una serie de grupos, según el tratamiento que reciban del autor: 

a.      Las víctimas.- Están tratados con gran ternura y comprensión. A veces los sitúa al nivel de héroes trágicos.

 b.     Personajes en los que se mezcla la ternura y la sátira (las prostitutas, los modernistas, los borrachos., sepultureros, don Filiberto, etc...)..- Son gentes humildes y vulgares, víctimas de la miseria social y moral de la época, pero no intentan salir de ella y la aceptan con resignación. No son luchadores.

 c.      Los degradados.- Son los más criticados por el autor: los burgueses y los policías.